Por qué incluir el verde en tu decoración, según la ciencia

El color verde se caracteriza por su luminosidad y por tener una vasta variedad de matices. Menta, jade, esmeralda o botella; desde los más claros, con notas de blanco y amarillo, hasta los opacos con vetas grises y azules, es un tono que aporta vitalidad se emplee en pinturas, papeles tapices, accesorios, tapizados para muebles o simplemente en arreglos florales.

Sin embargo, el verde también tiene sus peculiaridad y el portal Eme de Mujer recoge las principales:-Verdigris. Esta tonalidad fue una de las primeras en el mercado y una de las más difíciles de producir en las mezclas, ya que deriva de las pátinas que se forman en las estatuas y monedas de bronce. Las piezas de mobiliario vintage en esta gama son muy valoradas.

-Al azar. Las tinturas vegetales se han utilizado desde el siglo XVI en el teñido de textiles. De ahí que la mayoría de los tableros de las mesas de juegos -como póquer o dados- sean de color verde. Tradicionalmente da “buena suerte”.

-Mente en acción. La teoría del color, al igual que diversos estudios psicológicos, señalan que el verde promueve el pensamiento creativo y la inventiva al estar conectado con la naturaleza.


-Sensibilidad. De todos los colores, el verde es el más sensible para el ojo humano, incluso los daltónicos distinguen algunos matices. También, hay otros que disimulan ciertos objetos. De hecho, en los parques temáticos de Disney se usa un verde “misterioso” que sirve para desviar la atención de los visitantes de los botes de basura y demás.

-Tradición. Muchas de las residencias aristocráticas, mansiones históricas y hasta la Casa Blanca tienen una “Sala Verde”. Ésta se decoraba con maderas, tapetes, granito y hasta vajillas y servicios de té en esta gama cromática.

Estudios señalan que el color verde promueve el pensamiento creativo. Anímate a decorar con sus tonalidades

Moka Interiores