Dales un nuevo uso a tus libros y decora con ellos

​Los libros pueden funcionar también como una pieza decorativa. "Su dimensión, color y diseño puede lucirse y combinar con el estilo y las piezas del ambiente", dice la arquitecta Carolina Roque.

Para exhibirlos en casa, colócalos sobre una mesa auxiliar, forma una pila de cuatro libros de distintos formatos, ubicando el más grande como base. Encima puedes disponer un florero o adorno pequeño y de algún color presente en las tapas de los libros, para armonizar y no robarles protagonismo.

"En una sala o recibidor se lucen mejor los de viaje, arte o fotografía, ya que sus imágenes atraen la vista", afirma la interiorista Carla Castro. En la mesa de centro o consola decora con un libro grande (desde 30 cm x 20 cm) en un extremo, y en el otro coloca uno abierto que muestre una ilustración colorida.

Otra opción es ubicar estas piezas en sentido vertical en un estante y agruparlos por sus tonalidades similares. Para lograr dinamismo visual, ordena estos elementos de forma horizontal y diagonal en repisas tipo cubo.

Si tienes libros de tapa gruesa que ya no utilizas, forma una torre de 60 cm de alto para crear una suerte de mesa auxiliar. Sujeta la torre con soguillas a manera de cruz para darle firmeza.

Utiliza las formas y colores de los libros para lograr que se luzcan en tus espacios.

Moka Interiores